html templates

ILUSIÓN

Por Miguel Ángel Minchero (Minchi). Publicado el 25 de febrero de 2018.

Acercándose ya la fecha de los exámenes de grado dan en Santander, y con los nervios a flor de piel por las ilusiones depositadas en este evento, no puedo evitar mirar atrás y asombrarme al ver cómo ha evolucionado y mejorado el Aikido y su estructura en mi Comunidad.

No dejo de recordar lo difícil y complicado que era cuando empecé, hacer cursos de paso de grado y mucho más asistir a los exámenes. Por no hablar del desembolso económico. En mis comienzos, te enterabas de un curso recibiendo la información a través de tu maestro o de un amigo. Luego mejoró bastante con el correo electrónico e Internet.

Seleccionaba el curso en función de la importancia del maestro o de la proximidad geográfica. Sólo asistía a los cursos cerca de Cantabria para poder ir y venir en el día o a los que había en Madrid, ya que tenía familia allí y podía ahorrarme el alojamiento o en otras provincias, si íbamos varios compañeros y así podíamos compartir gastos entre todos (albergues, habitaciones triples, etc.).

Muchas veces, todas en realidad, asistía a los cursos con cargo de conciencia. Tenía que irme a costa del tiempo con mi familia, sobre todo cuando los niños eran muy pequeños.

Especialmente duro fue para mí el curso de Monitor (Técnico Deportivo de Nivel I), dejando a mi mujer con mi hija de cinco años y a mi hijo de un mes, durante 28 días intensivos en Galicia, gastando todas las vacaciones del año en ello (de la pasta, no quiero ni hablar...) todo por conseguir un sueño, un proyecto.

Luego el club fue creciendo, y Juan Carlos, consciente de ello y de los muchos sacrificios que nos suponían los cursos de formación y paso de grado, consiguió que hiciéramos estos cursos en Cantabria, lo que nos ahorraba un montón de dinero y tiempo, a la par que nuestra comunidad se iba convirtiendo en un referente del Aikido en España.

También meritorio ha sido el esfuerzo de traer a Cantabria maestros tanto de talla nacional como internacional, para poder disfrutar de sus enseñanzas sin tener que desplazarnos al extranjero. Imaginaos 

el esfuerzo de negociación y colaboración con otros maestros para que sea precisamente en Cantabria y no en otras comunidades más relevantes, donde se celebraran los seminarios.

Después vinieron los exámenes de paso de grado... Ahí sí que hubo que pelear y desplegar toda nuestra capacidad de persuasión. Sin embargo, la federación cántabra tuvo fe en nosotros, y entre la insistencia de Juan Carlos (ya entonces Responsable del Departamento de Aikido de Cantabria) y la gestión del presidente, se consiguieron los exámenes de paso de grado en nuestra Comunidad por primera vez en la historia... y desde entonces... 

Y el colofón a tanto esfuerzo, constancia y compromiso son los exámenes que vamos a celebrar el día 4 de marzo. Exámenes de hasta 6º dan en Cantabria por primera vez. Con un tribunal excepcional y unos candidatos también excepcionales, en técnica y trayectoria. 

Envidio a los nuevos que habéis empezado en Aikido hace poco. Todas estas facilidades que se han conseguido las podéis disfrutar, aprovecharos de ellas. Ya hubiera querido yo no tener que desplazarme fuera de Cantabria para tener los cursos de formación con el ahorro de gasto que ello supone. Gracias a todo este esfuerzo ahora es más cómodo para todos. 

El toque agrio a tanta dulzura lo pone que hay gente que no sabe apreciarlo, porque ve como normal lo que para mí es excepcional: Tener un maestro de la categoría de Juan Carlos, poder tener cursos de formación en Cantabria, poder examinarme en mi Comunidad... y quien sabe lo que nos deparará el futuro. Me duele y me da pena ver a veces poca implicación y reconocimiento con lo que ha costado tanto tiempo, esfuerzo y sacrificio (muchas veces personal) conseguir. Como reza uno de nuestros lemas: compromiso. 

Así que, como perro viejo que soy, os animo y os recomiendo que apreciéis y aprovechéis todo esto, lo que los más veteranos no hemos podido disfrutar hasta ahora, y que juntos podamos vivirlo cada uno desde su perspectiva, como la gran familia que somos en el club.

Un abrazo a todos y un beso a todas.


Minchi.

Club Takemusu Aikido Tradicional Cantabria


FACEBOOK COMMENTS WILL BE SHOWN ONLY WHEN YOUR SITE IS ONLINE

Comparte esta página

Síguenos...